Por lo reducido de su área parece tener escasa capacidad colonizadora, pero su casi exclusiva presencia en roquedos parece ser consecuencia de haberse refugiado allí en períodos de fuerte acción antropogénica.

La especie parece ser especialmente sensible al pastoreo. En la actualidad, la vertiente sur de sierra de María está tan deteriorada que ya no se utiliza prácticamente ni para el ganado, lo que parece estar propiciando una recuperación de la especie.

Orófito rupícola o subrupícola que vive en roquedos o cascajares calizos de fuerte pendiente, pudiendo incluso a veces colonizar paredes rocosas extraplomadas.

Caméfito con tallos de hasta 30cm, tendidos sobre el sustrato o colgantes. Toda la planta está recubierta de UN tomento blanco-algodonoso que la defiende de la desecación e irradiación excesivas. Florece a mediados del mes de Junio y está fructificada a partir de primeros de agosto.

Se distingue del resto de las especies españolas del género(bastante numerosas por cierto) por estar toda ella completamente vestida de una pubescencia tupida, blanca, sedoso lanosa. Flores purpúreas. Matita leñosa en la base de hasta dos palmos de altura.

Planta perenne, se 20cm, postrado ascendente. Hojas basales de 10-15 X 4-8mm, entre oblongas y oval espatuladas, enteras. Verticilastros 5-10, con 6 flores, en densa espiga. Brácteas inferiores 8-15x 4-5 algo mas largas que el cáliz, enteras o con 4-6 dientes cerca de la base. Cáliz 7-8mm, con anillo de pelos en el interior.

UICN Rara

 

Volver a página de endemismos