Planta de área muy restringida y requerimientos ecológicos muy precisos puesto que vive en terrenos yesosos. Es endémico de la zona nororiental de la provincia vive entre 0 y 400m de altitud. Florece prácticamente durante 6 meses entre marzo y agosto. Puesto que uno de los principales riesgos de esta especie es la explotación de las yeseras, sería conveniente regular este tipo de explotaciones, acotando áreas donde esta actividad esté prohibida.

Esta considerada como una especie vulnerable según la clasificación de la UICN.

Interesante planta fruticosa, exclusiva de los suelos cargados de yeso que se localiza no lejos de turre (sierra de Cabrera). Su área de distribución es muy restringida.

Su porte es bello y atractivo, resultando incomprensible que no se describiese como nueva hasta entrada la mitad de este siglo. Llama la atención su aspecto de arrayán, con hojitas lustrosas y sus pétalos de UN fuerte amarillo oro, acompañados por sépalos pelosos, con costillas purpúreas.

Planta erecta de 30-60cm, muy ramificada. Hojas brevemente pecioladas, oval-lanceoladas, obtusas, de márgenes levemente revolutos, verdoso oscuras, glabrescentes y estipulas lineares, iguales o más largas que el peciolo. Flores reunidas 3-8 en racimos terminales, pedicelos algo mas cortos que el cáliz, con pelos estrellados asé como el cáliz, sépalos ovales, verdes, con costillas rojizas y pelosas y espacios intercostales glabros o ligeramente purberulentos, pétalos amarillos, rara vez blancos, mas largos que el cáliz. Cápsula ovoide globosa, del tamaño de los sépalos

Volver a página de endemismos