El botánico danés J. Lange describió este magnífico ejemplar de la flora endémica almeriense.

Es una planta que se encuentra localizada en una pequeña zona del Cabo de Gata, concretamente es un endemismo que está restringido a las rocas volcánicas.

El nombre de charidemi procede precisamente de la denominación que en la antigüedad le diera Ptolomeo a la sierra de Cabo de Gata : PROMONTORIUM CHARIDEMI.

Su estado actual de conservación es precario, quedando un escaso número de ejemplares, esta incluida según la denominación UICN como especie vulnerable.

Arbustillo enano con tallos frágiles, muy ramificados, hojas carnosas, flores en racimos simples, corola rosada con el paladar amarillo, su cáliz y su cúpula recubierta de pelos glandulares a diferencia del resto de la planta.

Florece durante casi todo el año, pero tiene su máximo esplendor entre los meses de marzo y mayo.

Volver a página de endemismos